Hacer un análisis completo a una web, que abarque todos los aspectos fundamentales como son estructura, forma, contenido y experiencia de usuario, es el primer paso para determinar qué funciona y qué no.

  • Evaluación heurística – Es un examen extenso y detallado de cada aspecto de la Usabilidad y la Interfaz que ayudará a descubrir qué aspectos funcionan y qué no
  • Análisis SEO – Usaremos varias herramientas para determinar si tu web cumple todos los estándares para un mejor posicionamiento y detectará posibles fallos como links rotos, o mal uso de los estándares de la W3c
  • Análisis de Experiencia de Usuario – Ya sea por evaluación directa o mediante test, conoceremos la forma en que tus usuarios se relacionan con tu web, qué problemas se encuentran y qué les ayudaría a tener una mejor experiencia que facilite nuestros sus objetivos.
  • Analítica web – Gracias a google Analítics estudiaremos el paso que tus usuarios actuales por tu web, quiénes son y como se relacionan con tu web dependiendo de sus características. Conoceremos a tu publico, su comportamiento y sabremos qué acciones nos funcionan mejor.

No todas las webs requieren todos los tipos de análisis, pero cuanta más información tengamos, mejor podremos ver los posibles fallos de la web.
Todo esto dará como resultado un informe con las propuestas concretas de mejora. Tu web por fin, será la herramienta perfecta para conseguir tus objetivos.